Atrás

IES Rafael Dieste (A Coruña) - 1º de Bachillerato

Diario de "El espíritu de la colmena"

El espíritu de la colmena - Comentarios, reflexiones, creaciones escritas

En 1º BAC-B hemos escrito el diario de cada uno de los personajes de la familia protagonista de "El espíritu de la colmena". Para ilustrarlo, hemos añadido los retratos de las dos hermanas: Ana e Isabel.

Películas

Víctor Erice
El espíritu de la colmena 1973

Ana
3 de marzo de 1940
Hoy fui al cine con mi hermana Isabel. se proyectaba la película de Frankenstein. Cuando el monstruo mató a la niña me asusté y miré para mi hermana para ver si ella también se había asustado.
Por la noche le pregunté a Isabel si creía que Frankenstein existía y ella me dijo que sí y que podía invocarlo con solo cerrar los ojos y decir mi nombre tres veces.
4 de marzo de 1940
En la escuela estuvimos colocando las partes del cuerpo a un muñeco llamado José. Yo le coloqué los ojos.
Al salir fui con Isabel a una caseta en la cual había un pozo enorme. Mi hermana entró y miró dentro del pozo y me dijo que mirara porque allí estaba Frankenstein. Yo miré, pero estaba vacío.
5 de marzo de 1940
Mamá me estaba peinando y cuando terminó yo fui a buscar a Isabel y la encontré tirada en el suelo. ¡Dios mío!, ¿le pasaría algo? Fui a buscar ayuda pero no encontré a nadie. Volví a donde estaba mi hermana, pero ella ya no se encontraba allí. Miré un momento al balcón y vi unas manos detrás de mí: era mi hermana vestida con el traje de papá. ¡Qué susto! Ella se rió de mí.
26 de junio de 1940
Mi obsesión por ver al monstruo era tal que volví a la caseta. Allí me encontré con un señor. Me dio pena, no tenía casi ni comida y decidí llevarle un poco y algo de ropa. Cogí el abrigo de mi padre porque pensé que le serviría.
Fui durante varios días para ver cómo estaba el señor, hasta que una mañana vi que mi padre sacó su reloj, que estaba dentro del abrigo que le presté a aquel señor. ¿Qué había pasado? Corrí hasta la caseta y no estaba, pero había manchas de sangre. De repente mi padre entró y yo decidí salir corriendo para que no me riñera.
Pasé esa noche en el bosque y soñé que veía a Frankenstein.

Isabel
Soy Isabel y tengo una hermana pequeña.
Un día llegó el cine a nuestro pueblo y nos gustó mucho. Mi hermana se impresionó con Frankestein y se obsesionó con él aunque intenté explicarle que no era real...
Mi padre se llama Fernando y tiene poca relación con mi madre. Somos una familia de pocas palabras ya que no solemos hablar ni cuando estamos en la mesa...
A veces es todo un poco aburrido e intento hacer cosas para pasar el rato... Un día se me ocurrió asustar a mi hermana haciéndome la muerta y luego poniéndome la ropa que mi padre lleva a las colmenas. Otro día, jugando con nuestro gato quise saber como reaccionaría si le apretaba un poco el cuello.... se enfadó me arañó haciéndome sangre... era tan roja como el carmín que se pone mi madre en los labios los días de fiesta... ella nunca me deja probarlo, pero con la sangre aproveché y me los pinté un poquito, como si fuese mayor.... ¡Ojalá fuese mayor!
Mi hermana Ana hace cosas de niña pequeña todo el rato... Estuvo muchos días dedicada a sus pensamientos sobre el monstruo, que le dije que vivía en una casa abandonada cerca del pueblo, se cree cada cosa.... Y un día, de repente se fue. Yo creo que para buscarlo, la muy tonta... Mi padre tuvo que ir a buscarla junto con otros del pueblo. Al final la encontraron durmiendo en medio del campo pero, al pasar la noche al frío, vino un poco enferma... Me dijeron que necesitaba descansar y la dejase tranquila, pero yo iba a su habitación para ver si estaba bien. A veces es un poco pequeña y hace tonterías, pero otras nos lo pasamos muy bien juntas.

Fernando
Soy Fernando y soy el cabeza de familia. Me considero un hombre algo solitario. Trabajo de apicultor y entre mis aficiones se encuentra la de escribir.
Estoy casado, pero la relación con mi mujer es un poco fría, sin embargo con mis hijas tengo algo más de cercanía. Me gusta hacer con ellas salidas al bosque...
Mi hija Ana es un poco inquieta y preocupado por los líos en los que puede estar metida la he seguido y he descubierto algo terrible ya que se ha estado viendo con un fugitivo. Yo por su bien he intentado que pare, pero ella huye. Todo el pueblo se ha volcado en ayudarme a buscarla y gracias a dios ha aparecido sana y salva. Espero que nuestra vida prosiga tras esto con toda normalidad...

Teresa
Como mujer de 1940, mi mayor ambición son mi marido y mis hijos. Bueno, o así debería de ser... pero la verdad es que esa es solo la máscara, lo exterior... Soy otra debajo de este disfraz. Tengo mi sombra, que persigue este cuerpo, esta máscara... Podría decir que mi secreto no es más que un montón de papeles que se queman con aires franceses en mi chimenea y brasas españolas. ¿A qué estoy jugando?
Fernando trabaja todo el día y toda la noche, sin descanso. Su vida gira en torno a las abejas, y la mía, encerrada en mi misma, en mi propio mundo. Me finjo enamorada de mi vida, de mis hijas y de mi marido. En el fondo creo que es sólo una tierna cercanía. Porque aún pienso en él, en el otro...aunque se convierta en cenizas.
Yo no soy yo, ni en esta vida, ni en esta muerte. Sigo siendo esta máscara. Pero cuando siento que estoy perdida, que no puedo volver, hay cosas que me devuelven a la vida: el pelo de mi hija Ana, Fernando cansado de trabajar por las noches, o quemar las cartas que vuelven...
Pero estoy enjaulada, ni siquiera yo misma me veo desencadenada, porque las cadenas se han aferrado a mí con tanta fuerza que ya son parte de mí. A veces los amo, pero otras sólo quiero hacerlos pedazos y destrozarlos.

Secuencias

Blog: IES Rafael Dieste (A Coruña) - 1º de Bachillerato (8)