Volver a la búsqueda actual

Colegio Santo Domingo de Guzmán (Oviedo) - 1º de Bachillerato

Reflexión sobre los gestos de la película

El espíritu de la colmena - Comentarios, reflexiones, creaciones escritas

LOS GESTOS ESCONDIDOS DE LA COLMENA

La película El espíritu de la colmena es un largometraje donde toman una gran importancia los gestos y las expresiones faciales desde un primer momento, donde podemos observar como las niñas ven la película Frankenstein perplejas ante un avance tan innovador y extraño de ver cómo es el cine además de la brutalidad del personaje principal de esta, el siguiente gesto o expresión que llama la atención es la mirada melancólica que la madre lanza hacia la ventana mientras escribe una carta a un posible amante o familiar que se encuentra lejos. Continuando con la madre podemos ver cómo se queda ensimismada mirando a un soldado que parte en tren en la estación donde ella lleva las cartas, por lo cual podemos suponer que esa persona a la que escribe posiblemente se encuentre en el frente.

El siguiente gesto del que me gustaría hablar es de la diferencia de saludos que el padre da a la madre y al perro siendo el segundo mucho más “efusivo” mientras que el primero es casi inexistente a lo largo de toda la película. Siguiendo con el padre podemos ver cómo mientras está en su despacho es capaz de oír perfectamente la película que se está retransmitiendo en el pueblo produciendo en el algo que parece una mezcla entre curiosidad y molestia por perturbar su tiempo de descanso.

Una de las imágenes más destacadas de la película es el momento en que el monstruo Frankenstein mata a la niña, donde podemos observar como toda la sala de cine se queda con una mirada de miedo y asombro junto con alguna risa de los pequeños de la sala. Un reflejo de este asombro es como una de las niñas se queda con la duda de si de verdad la niña de la película murió de verdad y esa misma noche interroga a su hermana en busca de respuestas consiguiendo así conocer un lugar abandonado donde supuestamente vive un espíritu y donde pasaran algunas de las cosas más trascendentales de toda la película.

Por los momentos en que el padre se encuentra solo en su despacho podemos deducir que es un hombre muy encerrado en sí mismo e incluso un poco asocial ya que tampoco se puede ver que se relacione demasiado valiéndose de sus abejas su radio y su libreta para estar ocupado todo el día. Volviendo a la madre podemos ver como cada día se levanta con aspecto de estar harta de su vida y cerrando los ojos cuando su marido se acerca lo que nos hace pensar que su relación no va muy bien además de que se levanta siempre sola ya que su marido se queda dormido en el despacho lo que puede ser uno de los múltiples motivos por los que su relación va cuesta abajo.

Cuando la hermana mayor enseña a su hermana la casa abandonada donde supuestamente habita el espíritu podemos observar como en un primer momento la pequeña se siente insegura y temerosa de acercarse a la estructura, pero tras esto sigue a su hermana para explorar la zona volviendo a ir ella sola al siguiente día para adentrarse en la edificación y conseguir ver al “espíritu”. Continuando con las niñas podemos ver como en una de las siguientes escenas escuchan atentas a su padre hablar sobre los tipos de setas diferenciando las venenosas, en este momento podemos apreciar hasta un sentimiento amoroso del padre en la explicación ya sea por su afición a las setas o por pasar esta afición a sus hijas.

Otro de los momentos que personalmente me han dejado impactado es el instante en que la hija mayor comienza a estrangular a su gato hasta que este le araña dejándonos ver la inconsciencia de los niños ya que seguramente ella no quisiera matar a su gato y solo estuviera “experimentando” ya que la niña de la película Frankenstein muere estrangulada por el monstruo y luego intentándolo con ella misma para asustar a su hermana que se da cuenta de que está jugando y no le da mayor importancia. Tras esto podemos ver como esa misma noche la pequeña observa a su hermana mayor junto con otros niños del pueblo jugando alrededor de una hoguera donde seguramente ella no pueda jugar por ser demasiado pequeña y por ese motivo mire al grupo distante sentada una silla y más tarde se quede maravillada mirando al fuego gran parte de la noche como único entretenimiento.

Al día siguiente y continuando con la hermana pequeña como protagonista podemos ver como esta vuelve a la casa abandonada encontrando a el “espíritu” que en realidad es un refugiado de guerra o seguramente un desertor al cual ayuda con mirada perpleja creyendo que es el espíritu del que su hermana hablaba mostrándonos una vez más lo ingenuos y ajenos que eran los niños a lo que estaba pasando en su país en esa época de guerra, hasta que un día el hombre muere asesinado y es encontrado con las ropas del padre de la niña que esta le había dejado para abrigarse. Tras esto el padre recupera sus pertenencias y las muestra en la comida donde su hija pequeña se da cuenta de que algo malo ha tenido que pasar sin tener mucha idea de que, mientras que su progenitor le regala una mirada de enfado y a la vez ternura seguramente al pensar que la niña tan solo habría querido ayudar y sería imposible que ella se diese cuenta de que estaba pasando en el país en esos momentos. Después de este episodio en la comida la niña va en busca del “espíritu” para ver que ha pasado encontrando sangre en el edificio, en ese instante su padre aparece para seguramente regañarle por andar en esos lugares sola y con desconocidos, pero ella huye a través del campo tal vez, según mi opinión, porque cree que lo que a su espíritu le pasó tuvo que ser culpa de su padre y sintió miedo de el aun siendo su padre.

Una de las imágenes que dará un giro en la obra es el cambio de actitud de su madre al darse cuenta de que ha perdido a una hija y seguramente se sienta culpable por estar demasiado ensimismada en su intercambio de cartas con su “amante” lanzando una de las cartas al fuego simbolizando que eso se acabó. A partir de aquí se puede apreciar un ligero cambio de actitud también con su marido con un gesto tan insignificante como taparle cuando se queda dormido en el despacho.

La película es difícil de entender y de ver, a simple vista parece aburrida pero tiene detrás muchos sentimientos escondido detrás de luces, miradas, gestos etc… Tal vez es eso lo que la haga hermosa y poética.

Películas

Víctor Erice
El espíritu de la colmena 1973

Secuencias

Blog: Colegio Santo Domingo de Guzmán (Oviedo) - 1º de Bachillerato (18)